Viernes, 28 - Jul - 2017
Inicio » Lucioperca » Luciopercas: equipos para hard baits

Luciopercas: equipos para hard baits

Luciopercas: equipos para hard baits

3-un-bonito-pez-con-un-so-run-jerkbaits-rapidisimos-aveces-son-la-clave

Texto y fotos: Tomás Pellicer.

 

Unos peces tan selectivos y tan difíciles como son las luciopercas del río requieren tomarse las cosas con calma. Soy partidario de dominar por completo unas técnicas antes de pasar a otras. Una vez entendido el río, los movimientos de los peces y su comportamiento, es hora de conquistar el mundo de los hard baits. Lo lógico es empezar con vinilos y poco a poco agrandar el abanico de señuelos y técnicas. La idea es entender qué metemos, cuándo y por qué.

 

No es muy recomendable llevar más de la cuenta.  Lo que siempre llevo es una caña más bien larga de 7 pies, de acción rápida para los pikies y una de spinning o casting más moderate para mover los cranks y los jerks. A veces me lío y me llevo tres cañas si veo que voy a moverme poco pero a trabajar duro. Cuando veo que la cosa va a ir de soltarme la melena, uso cualquiera de las Nasci Bass que tienen acciones de ½ oz a 5/8 de oz y son cañas con esa acción tan polivalente típica de las cañas Shimano.

Para la batalla suelo dejar las Loomis en casa y pescar con cañas más baratas y blandas que me cubran cualquier situación de pesca dignamente y se puedan arañar o incluso romper

Cañas de 10 a 35 gramos moderates en spinning funcionan muy bien para lanzar a china y darle acción a los hard desde lejos. La verdad es que aparte de los crank y los lipless, muchos de mis jerks favoritos los controlo mejor con cañas algo más duras. Consigo clavar peces lejos y controlar mejor las pausas, los tirones los consigo más secos también. Esto lo he ido haciendo desde hace tiempo y es lógico, pues desde el “pato” y estando clavado en un sitio con el agua al pecho, no tienes paso atrás para clavar ni apenas cintura para “jerkear” duro.

5-lipless-day-el-ritmo-de-estos-peces-era-bestial-eso-si-solo-con-lipless

Con 30 centímetros de acción rabiosa en la punta es suficiente para esto. No es algo importante, pero sí es a tener en cuenta el hecho de que mover o clavar un pez  con un jerk estando de pie y con margen no tiene nada que ver con hacerlo inmóvil, o sentado en un “pato”. Queremos controlar a distancia y clavar duro. Llenar los carretes con “fluoro” nos dará una acción superior con jerks y cranks, pero el balance se decanta por el trenzado, en mi opinión.

En cuanto a línea, siempre uso trenzado del 0,18 y un bajo del 0,20 al 0,80 milímetros de fluoro cien por cien, con una longitud de entre 30 centímetros a 1,5 metros. Depende de la claridad del agua, de cómo estén los peces, de lo agresivo de la situación, del movimiento del señuelo y de los demás habitantes de la zona. Al final es probar y usar lo que te dé mejores sensaciones primero, y mejores resultados después. Una cosa es consecuencia de la otra.

Escribe tus Comentarios

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.