jueves, 23 - Nov - 2017
Inicio » Carpfishing » Carpfishing: Los 10 grandes ciprínidos

Carpfishing: Los 10 grandes ciprínidos

Los gigantes del carpfishing

pesca-amur1

Texto y fotos: Raúl López Ayala.

Aunque hoy vamos a tratar sobre el amur blanco en exclusiva, haremos un breve repaso a las especies, muchas de ellas desconocidas para la mayoría de los carpistas, que pueden alcanzar pesos realmente asombrosos…

– Uno de los parientes mas cercanos con los que cuenta el amur blanco es la carpa negra (Mylofharyngodon piceus),un gran ciprínido de aspecto alargado conocido también como carpa caracolera. De hecho por esta debilidad culinaria que siente hacia los moluscos, se ha estudiado en ocasiones su introducción para el control biológico del mejillón cebra (Dreissena polymorpha). Originaria del continente asiático, y con presencia en Norteamérica, se tienen datos fidedignos de un ejemplar 106 kilos capturado en una reserva cerca de Nanjing (China).

– Otro de los reyes del carpfishing que alcanza un gran tamaño es la carpa plateada (Hypophthalmicathys molitrix), con una amplia distribución en Centroeuropa y la Europa del Este, se tienen datos de un ejemplar capturado en Alemania de alcanzó los 48,5 kilos. Aunque también existe otra variedad muy cercana a la plateada, la carpa de cabeza grande (Hypophthalmicathys nobilis), que llegó a alcanzar los 77,5 kilos de peso en un ejemplar capturado en Hungría.

– En el continente americano, existen hasta tres especies de ciprínidos de gran tamaño, denominadas como carpa búfalo, siendo la carpa búfalo negra (Ictiobus niger) la que alcanza mayor talla, con el récord de un enorme ejemplar de 48 kilos capturado en Texas, EE.UU.

– En la zona de la India y Sudoeste asiático existen hasta seis variedades de una especie de barbo gigante conocido con el nombre de mahseer. La que mayor tamaño alcanza es el mahseer jorobado o mussulah (Tor mussulah), ostentando el récord absoluto un ejemplar de 93 kilos, capturado en el río Godavari (India).

– En Thailandia también existe un ciprínido de gran tamaño muy conocido gracias a la gran cantidad de pescadores que acuden a esta zona en busca de una de estas monstruosas carpas. Es la conocida como carpa siamesa o de Siam (Catlocarpio siamensis), aunque corren rumores infundados de un gigantesco ejemplar de 160 kilos capturado en el río Mae Klong, el mayor ejemplar del que se tiene constancia es una carpa de 120 kilos capturada en el lago de Bung Sam Lan.

– Por último, en la cuenca de los ríos Éufrates y Tigris, existe una especie de barbo, muy emparentada genéticamente con nuestros barbos comizos, conocido con el nombre de mangar (Luciobarbus esocinus). Aunque los datos de capturas de estos enormes barbos son realmente escasos, por las dificultades en el acceso de los países en donde se capturan estos peces (Siria, Irán, Iraq y Sudoeste de Turquia, Kurdistán) sí se tienen datos muy fidedignos de ejemplares capturados por pescadores locales que han alcanzado pesos de 130, 140 e incluso 150 kilos…Esto coloca al mangar como el mayor ciprínido del mundo con diferencia, aunque presente en una zona donde los problemas socio-políticos lo mantienen fuera del alcance de la mayoría de los “cazadores” de grandes especímenes.

pesca-amur2

Amur, esa “carpa” que come hierba
Después de saber un poco más acerca de los ciprínidos que mayor tamaño alcanzan en el mundo, vamos a centrar nuestras atenciones en el amur blanco o carpa de hierba (Ctenopharyngodon idella).

Originaria del Sudeste asiático, China, Vietnam y el Sur de Siberia, debe su nombre a su procedencia del río Amur, así como del Yangtzé, de donde es nativa, aunque no particularmente abundante. Su distribución en Europa y Norteamérica, se debe a introducciones relativamente documentadas, para el control de la proliferación de algunas especies de plantas acuáticas en las aguas dulces embalsadas.

El amur actúa como una auténtica “guadaña biológica”… El escaso aporte alimenticio que le suponen el amplio espectro de especies de plantas acuáticas que componen su dieta, le obligan a tener un apetito realmente voraz, que ha quedado bien patente en estudios realizados tras la introducción de amures en determinadas aguas para el control de la masa vegetal acuática. Se ha llegado a decir que en ejemplares adultos son capaces de comer hasta el doble e incluso el triple de su peso en un solo día. Aún así, los ejemplares de mayor porte tampoco hacen ascos a detritus, insectos y algunos tipos de invertebrados.

De cuerpo alargado en forma de torpedo y con una poderosa aleta caudal, el amur se presenta como un digno adversario para la pesca deportiva, gracias a sus veloces carreras y su negativa a entregarse una vez que ve cerca de la orilla o la sacadera. En términos coloquiales, y a diferencia de sus parientes las carpas que presentan luchas mucho más lentas y constantes (éstas van a “diesel”), los amures en sus alocadas luchas emprenden potentes “sprints”, que si nos pillan desprevenidos, acabarán en una línea rota o un pez desclavado (los amures van a “gasolina”, y a muchas revoluciones sin duda)

Presenta una cabeza en forma de pico, terminada en unos duros y poderosos labios carentes de barbillones, los cuales gracias a su dureza, impiden en muchas ocasiones que los peces se desclaven de los anzuelos si estos están clavados correctamente.

Escribe tus Comentarios

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.